Azulejos en El Rinconcillo de Sevilla

Azulejos en El Rinconcillo

Un visita imprescindible en Sevilla. Así podríamos titular esta entrada, aunque lo haremos como siempre con el nombre del bar, El Rinconcillo, que hará que muchos asientan al reconocer el nombre.

Hacía tiempo que nos habían hablado de esta taberna restaurante, siempre bien, y vaya si merece una visita, quizás sea de los bares que más nos han gustado en Andalucía en los últimos tiempos.

camarero-en-el-rinconcillo-sevillar

Uno de los camareros de El Rinconcillo

Empezaremos por decir que tiene casi tres siglos y medio de historia, sí, lo han leido bien, el bar se fundo en 1.670, parece una locura, un bar de tapas con 100 años más que Estados Unidos, pero como no Sevilla es única en muchas cosas y en bares y tapas de las que más, El Rinconcillo, por su historia, es un clásico del tapeo y del buen comer en la ciudad hispalense. Conocidos por todos es un lugar de peregrinación de sevillanos y turistas en busca del sabor autentico y la solera. Entrar en el bar es transportarte en el tiempo, y aunque ha sido reformado, aún conserva toda la esencia de los bares clásicos del XIX.

carrillada-en-el-rinconcillo

Carrillada en El Rinconcillo

Cerca del centro, en el barrio de Santa Catalina, encontramos en su antiquísima barra de caoba, todo tipo de personajes, desde familias sevillanas compuestas por varias generaciones hasta un innumerable número de turistas que se acercan a esta taberna restaurante atraidos por su antiguedad y por la popularidad que goza en la guías.

Aunque dispones de varios salones, tanto en su planta baja, más antigua, como en plantas superiores, os recomendamos que os tomeis algo en la barra, para que capteis toda la solera del local, desde ver como apuntan tus consumiciones con tiza, o el rápido y eficiente servicio de los camareros. Fijarte en su mezcla de estilos, árabe, andaluz, sus suelos de loza o los diferentes y curiosísimos azulejos que decoran las paredes.

tapa-en-el-rinconcillo

La típica tapa de espinacas con garbanzos de El Rinconcillo

En cuanto a su cocina, más que destacable, esta claro que una taberna no dura más de 300 años con una mala cocina y a un precio más que moderado, muy, muy buen precio para la calidad que ofrecen.

Como no en Sevilla destacar sus espinacas con garbanzos, de las mejores que hemos probado, autenticas de verdad, pero si teneis problemas con la digestión comed con moderación, porque estén igual de buenas que aderezadas. El plato estrella según muchos es su pavia, y sin duda merece ser destacada, fantástica. Los ibéricos, el morcón entre ellos, muy bueno, y la carrillada realmente deliciosa.

Pavia en El Rinconcillo de Sevilla

Pavia en El Rinconcillo de Sevilla

Al igual que sus chacinas de Huelva, su jamón es de los mejores, las croquetas buenas y bueno, lo mejor dejarse aconsejar por los camareros que son muy atentos. Señalar eso sí que el bar  tiene tanto éxito que a veces es dificil encontrar sitio y bueno para ocupar mesa aconsejariamos llamar para reservar.

Además de tapas, tienen medias y raciones, y  también se puede comer de manera más ortodoxa en su magníficos salones, pero hemos querido resaltar sobre todo sus tapas porque junto con su antiguedad es lo que lo hacen único, y como empezamos el post, una visita que no debes dejar pasar en Sevilla.

El Rinconcillo

Vuestras opiniones
[Votos: 11 Media: 4.5]

Dirección: Calle Gerona, 40, 41003 Sevilla
Teléfono: 954 22 31 83